La Costa Azul, también conocida como la Riviera Francesa, se encuentra en el departamento de Alpes-Marítimos. Se extiende desde la frontera italiana, pasando por Mónaco, hasta Cannes, y se adentra 50 kms en las primeras cumbres de los Alpes, conectando la región costera con los excelentes centros de esquí de los Alpes. Esta parte del Mediterráneo tiene más visitantes durante la temporada de verano que cualquier otra parte de Francia, aunque muchos de sus visitantes sean franceses. Las ciudades más importantes de la Costa Azul son: Cannes, que tiene el festival de cine más grande del mundo; Niza (Nice), un centro comercial de primer orden en el Mediterráneo así como un destino turístico durante todo el año. Su inmensa popularidad además de atraer a turistas, también atrae y atrajo a muchos artistas (Matisse, Picasso, Chagal, Dufy). Hay palmeras, cielo azul y muchas playas hermosas, bellas ciudades y pueblos que además tienen como telón de fondo las montañas. Algunos visitantes ya se habrán imaginado la región en el siglo XVIII, gracias a los relatos del Dr Tobias Smollet. Sus visitas a estos lugares son descritas en su libro Viajes en Francia e Italia. El clima es excelente durante todo el año, caliente y soleado en verano. Hay un sin número de diversiones en este lugar, especialmente en primavera, verano y los primeros meses del otoño. Cannes se hizo popular gracias a Lord Brougham en el siglo XIX, cuando una plaga en Niza lo hizo descubrir el lugar. Niza, celebra cada año un famoso carnaval que data del año 350 A.C.. Napoule Plague es una pequeña y exclusiva localidad costera con playas de arena fina, un puerto deportivo y una vista espléndida hacia las montañas de Maure; Golfe-Juan, es un centro vacacional muy popular con muchas y costosas mansiones y hoteles; Juan-les-Pins tiene playas, puerto y bosques de pinos que protegen la ciudad en primavera e invierno; Antibes y Cap d'Antibes son complejos turísticos muy exclusivos; Villefranche-sur-Mer cuenta con un puerto profundo que ha sido utilizado por los yates y los barcos de recreo durante siglos; St-Jean-Cap-Ferrat es un exclusivo y costoso centro turístico que consiste en grandes mansiones y lugares privados de playa; Beaulieu, mucho menos exclusivo, tiene todos los servicios de un centro vacacional; Menton (cerca del Principado de Mónaco) era anteriormente una zona de producción de cítricos y un puerto de pescadores y en la actualidad es un destino turístico agradable y tranquilo. La Costa Azul es un sitio extraordinario con muchas diversiones. Hay excelentes museos, lugares históricos que datan desde la era pre-cristiana hasta nuestros días, colinas, montañas, lagos y ríos, cañones y pistas alpinas de esquí. Todo el área tiene una gran cantidad de buenos y cómodos hoteles, así como castillos de lujo, restaurantes con toda clase de alimentos, y buenos bares en todas partes. Uno de los museos más grandes del mundo, la Fundación Maeght, está situado en St-Paul-de-Vence. También existen museos de Picasso, Braque, Matisse y Léger. Además hay muchos lugares en la colina para explorar. Los centros turísticos más lejanos de la costa de Cannes incluyen St Tropez, un destino turístico de moda muy concurrido; el Puerto de Grimaud, el primer centro vacacional construido bajo la idea de 'aldea pesquera' (y ahora bastante viejo como para hacer creer que de verdad fue un pueblo pesquero); St Maxime, un centro turístico de moda pero abarrotado con buenas playas y un puerto; Fréjus, que era un puerto cuando los Griegos entraron al mediterráneo y está menos de moda que la mayoría de sus vecinos; St Raphael que en su tiempo fue una ciudad de vacaciones para los romanos y hoy se ha convertido en una ciudad de vacaciones para la clase media francesa y Grasse, justo al norte de Cannes, un encantador pueblo en la colina, famoso por su perfume.